Hipersexualización de la niñez

La etapa de latencia, que se presenta entre los 6 - 12 años de edad, es o… quizás se podría decir “fue”, una de las “Etapas del Desarrollo Psicusexual” de Sigmund Freud, en donde se experimenta una disminución de la líbido, y decimos “quizás fue”, porque en los últimos años la sociedad ha cambiado enormemente. Y el mundo al que la humanidad se enfrentaba en ese entonces ya no es el mismo al que estamos expuestos hoy en día. Es lógico entonces, que muchas de estas variables que determinan nuestro desarrollo y nuestra personalidad, también cambien con el pasar de los años. Las cosas hoy van más rápido, las personas ya no tienen el tiempo y la paciencia que tenían antes, quizás por esto muchas veces a los más jóvenes nos cuesta tanto trabajo mantener el control de nosotros mismos, y nos es más sencillo explotar y desesperarnos. Ya casi no tenemos la misma tolerancia ante esas situaciones frustrantes que tenían por ejemplo, nuestros abuelos. Todo se mueve muy rápido, y nos obliga a avanzar a pasos agigantados con ello, a seguir la corriente y comenzar la carrera antes aún de escuchar el disparo de salida. Y ya no nos damos el tiempo de ver nuestro entorno, de reflexionar, y pensar bien en lo que estamos haciendo y lo que queremos hacer más adelante, simplemente comenzamos a querer correr antes de siquiera aprender a gatear.

brothers, siblings, newborn

Y entonces, empezamos a comportarnos como adultos cuando aún ni siquiera sabemos limpiarnos bien el culo. Y no esta mal querer madurar, pero en muchas ocasiones nos encontramos con adolescentes que comienzan relaciones románticas con personas que bien podrían ser sus padres, porque “los chicos/as de mi edad son muy inmaduros”, “a mi me gustan mayores”, “que tengan metas”, “que tengan más proyectos de vida que planes los fines de semana”… y si, perfecto que bien, pero parafraseando un meme que en una ocasión llegamos a ver en Facebook, no hay nada de malo en salir a divertirse y ser un idiota de vez en cuando, si un día es momento de estudiar una lo hace, si hay que quedarse a trabajar una se queda, y esto no implica que uno sea inmaduro, no pretendas actuar como una persona de 40 años cuando aún no pasas los 20 o peor aún, los 18… disfruta tu momento, ya habrá tiempo de actuar con madurez, de salir con personas de tu edad, no tengas prisa por crecer, y disfruta tu juventud porque cuando menos te des cuenta los niños en la calle te dirán “señora o señor” cuando te vean, tu cabello se teñirá completamente de blanco y desearás volver a la edad de la que hoy en día tanto deseas escapar. Pero, ¿porqué nos pasa esto?, ¿porqué ese afán de querer crecer tan de prisa? Como mencionamos al inicio, el mundo se mueve cada vez más rápido, y si se lo permitimos, nos obliga a seguirle los pasos y adelantarnos mucho a nuestra edad. Los medios de comunicación nos bombardean constantemente con los nuevos estereotipos de una persona exitosa, atractiva, feliz… Y obvio todo esto ha impactado enormemente en el mejor publico de todos, la clientela más poderosa de la historia… los niños. No solamente las grandes multinacionales han sabido aprovecharse de ellos, desde comercios de comida rápida que venden juguetes dentro de la caja de las hamburguesas, o simplemente poniendo un área de juegos al lado del comedor, si no cosas más delicadas a las que constantemente están expuestos los más chicos, los más “inocentes”

Cuantas veces no hemos escuchado hablar de los mensajes subliminales en los programas de televisión, en la música, fotografías y muchos otros lugares, no es nada nuevo. También es el caso de los dibujos animados, muchas de esas caricaturas que nosotros mismos veíamos de niños, en muchas ocaciones presentan situaciones muy sugestivas, que pueden tomarse a mal… y uno quizás piense que esto es debido a que somos unos mal pensados o mal pensadas, pero se han vitalizado tantos metrajes de este tipo de animaciones que nos hacen reflexionar, ¿realmente somos tan cochinos que le buscamos un doble sentido a las cosas? O de verdad hay algo más ahí… y todo apunta a que así es, hay algo más ahí. Y estos mensajes subliminales se vuelven más polémicos cuando son de contenido sexual, y esto, se vuelve más chocante cuando se presentan en caricaturas animadas, cosas que son consumidas en su mayoría por niños. En muchas ocaciones, los padres pretenden cuidar mucho a sus hijos y con un celo enorme quieren evitar que se expongan a situaciones sobre este tema que les puedan ser “traumatizantes” , según ellos… pero como anteriormente hemos dicho, no importa cuantos bloqueos pongas a su acceso a internet ni cuan seleccionadas pretendas tener a sus amistades, nunca faltara el muchachito/a que lleve un video porno al salón de clases. No puedes protegerlos de todo, y actualmente gracias a los medios de comunicación, los niños están cada vez más expuestos a los videos y mensajes de contenido sexual todo el tiempo, constantemente son bombardeados con esto. Es por ello, que ese “periodo de latencia” en el que no se presentaba una curiosidad por la sexualidad en los niños, ha cambiado tanto en las nuevas generaciones.

Pues incluso las mismas caricaturas que ven en televisión, tienen muchos metrajes de este tipo, que ellos logran captar y que quizás no se den cuenta realmente de que están ahí, hasta que ya han sido adultos y con incomodidad miran hacia atrás el día en que vieron ese episodio en la T.V. Y es irónico, que muchos de estos padres neuróticos que se obsesionan tanto con proteger a sus hijos de estas situaciones, son los que terminan haciéndoles más daño, exponiéndolos y sexualizandolos aun más que los medios de comunicación.

Cuantas veces no hemos visto en internet o en la calle, niños pequeños vestidos con pantalones muy entallados, con escotes muy pronunciados, con peinados muy sexys, caminando, o mejor dicho, contoneándose muy coquetos al lado de su madre o padre que en muchas ocaciones les dicen “que sexy o que guapo/a te ves hijo” Y de nuevo, como en los casos que mencionamos minutos antes, uno puede pensar, “que tan sucia hay que tener la mente para ver el lado perverso en este tipo de vestimenta”, “no hay que ser tan mal pensados”, “ellos son inocentes”, “déjalos vestirse como ellos quieran”… Cuando la verdad es que si, efectivamente ese tipo de vestimenta y conductas, lo que buscan es tener un sentido mas erótico, son cosas que no son acorde a la edad de estos niños, si no propias de personas adultas, mayores de edad, que lo hacen en su mayoría con esta intención, la de ser sexis; entonces, ¿puede un niño o una niña, pequeños, ser sexy, ¿buscamos acaso que lo sean?, ¿que nos erotisen?, ¿que nos exciten de algún modo? ¿Realmente ellos eligieron ese tipo de ropa?, porque en muchas ocasiones son niños que apenas y saben contar hasta el 10… ¡Ah!, pero si pueden decidir que quieren usar esos tacones, y minifaldas con que les vistes… Cuando son tan chicos, somos los padres quienes decidimos como se ven, pues ellos no tienen ni el dinero ni la consciencia de tomar esas desiciones, y el ir vestidos así, imitar tantas conductas que no van con su edad, al querer crecer tan rápido, verse como adultos, provoca que su crecimiento y desarrollo se vaya frenando, no pueden ni aprender a vivir el momento, a disfrutar realmente su niñez. Y entonces, los niños comienzan a presentar problemas para los cuales aún no tienen la madurez de enfrentar, y vemos a niños pequeños que están obsesionados con llegar a “su peso ideal” pues lo que han aprendido de nosotros como padres y de los medios de comunicación en general, es sobre la importancia de la apariencia y la seducción.

Por ello, es cada vez más frecuente encontrarse con niños pequeños que ya presentan trastornos alimenticios, y son más propensos a padecer enfermedades como la bulimia o la anorexia, en parte por todo eso que ven en la televisión o el internet y en parte por la forma en que en muchas ocaciones les hemos apresurado a crecer. Y es más frecuente que comiencen su vida sexual a tan temprana edad; si bien es cierto y lo hemos dicho en varias ocaciones, no es tan necesario esperar al matrimonio y al “amor de tu vida”, si que lo es que este momento llegue cuando se tenga la madurez y la seguridad necesarias para tomar esta decisión, pero a causa de esta hipersexualización con la que les hemos educado, comienzan más adelante (con suerte) a tener relaciones sexuales descuidadas, y luego nos sorprende y tenemos el descaro en muchas ocaciones de reprocharles por un embarazo no deseado, sin tomar responsabilidad también de cómo les educamos. Y ahí van, todas esas niñas o niños, que desde su infancia crecieron con esas ropas sexys y la pornografía de los medios de comunicación, caminando con su frente muy alta, su lengua muy larga y su falda muy corta, educando y sexualizando a las nuevas generaciones cada vez más temprano de lo que le hicieron a ellos. En cuanto al tema de la seguridad, si sabemos que existe gente tan estúpida que justifica sus atrocidades con “ellos se lo buscaron por la forma en que se visten”, que obvio, entendemos que no por que una persona ADULTA se vista de x manera significa que quiera sexo, pero con los niños, quienes no pueden protegerse y son más vulnerables, ¿porque arriesgarlos de esta manera? ¿Cómo podemos evitar la Hipersexualización de nuestros hijos? La forma en la que visten tus hijos a tan temprana edad, ¿realmente la eligieron ellos o fuiste tú?, desiciones que aprendieron a tomar con forme a lo que tu y la sociedad les enseñan a como deben de pensar. No hay que permitir que se apropien de conductas que no son aptas para su edad, date el derecho de ponerles límites. NO ES NO. Hay que saber diferenciar cuando todo esto se trata de un juego y cuando no, deben aprender a vestirse y comportarse según su edad. Que aprendan desde pequeños a dar importancia a sus valores, a aprender del respeto por uno mismo, a desarrollar un juicio crítico ante todas estas imágenes a las que están expuestos. No podrás jamás protegerles de todo ese contenido sexual que se toparan a lo largo de su desarrollo, ya sea en la calle, en la escuela o con los medios de comunicación, por ello es de vital importancia que hables abiertamente sobre sexualidad con ellos. No permitas que se enfrenten indefensos a todo esto que la sociedad les pone enfrente cada día. Te recomendamos ver nuestro video “¿Cómo hablar de sexo con los hijos?” podría serte de ayuda para aprender cuando y como comenzar a abordar este tipo de temas con tus hijos, desde que son muy chicos aún. Que no tengan prisa por crecer, déjalos y enséñales a disfrutar el momento, su infancia, para que puedan desarrollarse adecuadamente y evitar así problemas más adelante.

Visitanos en nuestro canal en youtube, en donde tenemos más videos sobre diferentes temas de psicología, con tu apoyo podremos seguir haciendo este trabajo.

Dando clic en el siguiente enlace al canal:

Deja un comentario

En un video subido, hace ya un largo rato en nuestro canal, iniciábamos practicando la relajación muscular progresiva de jacobson; antes de iniciar, preguntábamos, a ustedes que nos ven, “¿cómo se sienten hoy?”. Cuando una persona nos pregunta eso, solemos contestar “bien”… a veces, nuestra mueca al pronunciar la palabra intenta amordazar entre los dientes un grito de dolor, desesperanza, miedo… en realidad, llevo meses con insomnio, un ser muy querido murió, tengo problemas en el trabajo, tengo depresión, tengo ansiedad, ya nada me satisface, no encuentro un sentido a mi vida, en cuanto te salude y te vayas probablemente me tire de aquel puente… todo eso únicamente grabado en nuestros gestos al responder, estoy bien. Habrá quien pueda darse cuenta, con nuestro lenguaje corporal o conducta de que no, las cosas no van tan bien; habrá aquellos que se tragan todo esto, no con la intención de ocultarlo, si no por desconocimiento propio de su estado anímico. Después de realizar la pregunta, continuábamos con el ejercicio de relajación; al finalizar,  la devolvíamos una vez más “¿cómo se sienten?”. La mayoría, respondía, “me siento más relajado”, “me siento más tranquilo”, quizás sus problemas no desaparecieron, pero al menos en ese momento, no los tenia sujetos del cuello.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp