Home office y pandemia

home office 2

En la Cámara de Diputados está congelada una reforma para regular el teletrabajo, fue aprobada en el Senado el 20 de junio del 2019. “El tema del outsourcing y otros acapararon la agenda”, explica Manuel Baldenebro, presidente de la Comisión del Trabajo  en San Lázaro.

Para cuando se pueda retomar el asunto es probable que muchos actores quieran opinar, porque “ahora se tiene otra perspectiva del tema”, considera. Por lo que es probable que se realice un parlamento abierto al respecto.

“Si hubiéramos abordado el tema el año pasado no hubiéramos tenido tanta experiencia. La Covid-19 ha forzado a muchos empleadores y trabajadores a implementarlo y verlo de otra manera”, apunta viendo el lado positivo.

El teletrabajo es la forma de organización laboral para la que no se requiere de la presencia física del trabajador en el centro de trabajo. Ésa es la definición legal aprobada por la Cámara Alta.

La reforma avalada por el pleno introduce el capítulo 12 bis a la Ley Federal del Trabajo (LFT), donde especifica que en esta modalidad hay un vínculo laboral con una empresa o empleador.

Es decir, no es trabajo independiente, sino realizado en el domicilio. Por lo tanto, los colaboradores deben gozar de igual “remuneración, capacitación, formación, seguridad social y acceso a mejores oportunidades laborales”.

No hay cifras oficiales sobre el teletrabajo en México. De acuerdo con Citrix, una compañía multinacional de tecnología e informática, 39% de las personas en el país puede trabajar de manera remota. Esto nos ubica en el tercer lugar en América Latina, debajo de Colombia (45%) y Argentina (44%).

Según la investigación Teletrabajo en América Latina, realizada por 5G Américas, en el 2018 México tenía a 2.5 millones de personas trabajando desde su casa. Era el segundo país en la región en ese ranking, el cual encabeza Brasil, con 12 millones de empleados en esa modalidad.

1 comentario en “Home office y pandemia”

Deja un comentario