Mañana de trabajo

terapia grupo psyschooldze

Por si no lo sabías, al poco de abrir los ojos tu mente empieza a hacerse preguntas negativas y agotadoras del calibre de ‘¿habrá mucho tráfico?’, ‘¿me dará tiempo de terminar lo que tengo pendiente?’, ‘¿habrá llegado el paquete tan importante que mandé?’ e incluso, gracias a las situaciones socioeconómicas actuales, puede que incluso ya empieces el día con la cantinela del ‘¿me despedirán hoy?’.

 

Esta actitud hace que se disparen los niveles de cortisol en tu organismo –la conocida como la hormona del estrés– y así es como empiezas la jornada sintiéndote agobiado, agotado y desanimado. Sensaciones que pueden alargarse hasta una hora, por lo que, una vez llegas a tu puesto de trabajo, ya no hay forma de que levantes cabeza… A no ser que pongas en marcha estas cinco sencillísimas estrategias con las que conseguirás ser una persona feliz desde que sales de la cama a golpe de alarma, y ya es decir, hasta que vuelvas a casa.

Las personas que ven tres noticias positivas antes de irse a trabajar son un 27% más propensos a ser felices

¿Te imaginas que por realizar cinco hábitos mañaneros llegarías pronto al trabajo al trabajo, tu jefe estaría de buen humor y tus compañeros no incordiarían, es más, te ayudarían a sacar tus tareas adelante? Quizás incluso te den una recompensa por tu buen hacer en la empresa y, por qué no, un aumento de sueldo. Tampoco nos precipitemos que estos trucos no van a cambiar la personalidad de quienes te rodean, pero sí tu forma de enfrentarte a una nueva jornada, lleno de fuerza mental y física para que hoy –mañana, y a poder ser de aquí en adelante– tengas un día impresionantemente bueno.

Deja un comentario